Ciutat Morta…


Ayer vi un documental que me ha dejado impresionada y reflexiva. Se llama la Ciudad Muerta (Ciutat2 Morta) y nos analiza lo ocurrido en Barcelona un fatídico 4 de Febrero de 2006, cuando varios jóvenes comenzaron su recorrido judicial por unos delitos que, tras ver el documental y los testimonios, parece ser, no cometieron, y que se saldó con condenas de cárcel y el suicidio de una de las imputadas, Patricia. No voy a analizar el documental. Hay que verlo, y os lo recomiendo a todos/as. Está disponible en pago por visión en la plataforma Filmin (https://www.filmin.es/pelicula/ciutat-morta/VOSE) y merece la pena, os lo aseguro. (Si sois suscriptores de Eldiario.es lo podéis ver gratis)

Yo no llevo el pelo “a lo Cindy Lauper” como Patricia, ni asisto a fiestas en casas okupadas, ni llevo rastas como Rodrigo…, pero sin embargo me ha invadido una profunda sensación de indefensión, o mejor dicho, se me ha intensificado el sentimiento indefensión que, por muchas razones, arrastro desde hace muchos años. Indefensión ante el dolor, ante el daño, ante la agresión…, por ser mujer, por ser persona, por no ser capaz de saltarme determinados límites morales y éticos personales…, esa sensación de indefensión que se va construyendo sobre las semillas de frustración que las malas elecciones personales, las decepciones, las experiencias más o menos traumáticas, van sembrando en nuestra personalidad, en nuestro humor, en nuestra sensibilidad.

Como los protagonistas de la película, yo, todas y todos, hemos sufrido injusticias, seguro, malos tratos, agresiones verbales, físicas o morales, desde instituciones públicas, desde otras personas, desde “amigos o amigas”, desde supuestos “amantes”, desde fuerzas de autoridad… Todos y todas, decía, seguro hemos sufrido abusos de autoridad, o de confianza, que de alguna manera han podido ir minando nuestra fortaleza, nuestra capacidad de afrontamiento, regando la semilla del miedo, de la frustración, hasta el punto de llegar a una situación de indefensión aprendida que nos atenaza en ocasiones y nos impide cuidarnos, defendernos, empoderarnos.

1Que gran error cuando nos dejamos llevar por esa indefensión, por ese “mejor dejarlo estar”, para que luchar si al final “siempre saldrán ganando” quienes dañan, quienes sin ningún pudor, remordimiento o conciencia dedican su tiempo y energía a dañar a los/as demás. Pues no, no siempre es mejor dejarlo estar, no siempre es mejor mirar para otro lado y dejar correr. A veces hay que coger la vida de frente y plantar cara, echar valor y luchar mientras queden fuerzas, mientras se pueda, no ya buscando justicia, ni por supuesto venganza, sino, como dice Rodrigo en el documental, buscando EQUILIBRIO, un equilibrio personal, intimo, emocional, que nos permita sentir que nuestro dolor no ha sido baldío, que nuestro dolor no puede salir gratis.

Da verdadero pavor ver como una confusión, una mala actuación policial y/o judicial puede destrozarte la vida en unas pocas horas, como les ocurrió a los protagonistas de Ciutat Morta. Y pavor da ver como quienes pueden intentar destrozarte la vida, a veces, no llevan togas ni uniformes, van vestidos/as de paisano, con “caras” de amistad, “caras” de compañeros/as de lucha, de reivindicaciones o de trabajo, “caras” de amantes, “caras” de…

Ni un paso atrás, ni para coger impulso. Tu vida, la mía, nuestro bienestar bien se merecen nuestro valor.

___________________________________________________________________

 Mas info: http://www.desmontaje4f.org/

 

Sonia Villar

Si te pareció interesante compártelo...Share on Facebook2Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someonePrint this page

Acerca de Sonia Villar

Psicóloga Especialista en Psicología Clínica Gerente CAAP-Psicología y CAAP-Formación Centro de Psicología Clínica GRANADAPSI Directora del grupo de investigación METODO PETTCA @_SoniaVillar @CAAP_Psicologia @ExpertoTCA

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *